La subida del petróleo da aire a las bolsas europeas