El Tesoro vende 1.500 millones de letras en plena tormenta por el COVID-19