Phishing: Cuidado con los nuevos estafadores

El avance de la tecnología ha traído consigo numerosos beneficios de los que disfrutamos día a día, permitiendo simplificar tareas cotidianas, ahorrar tiempo en su realización o incluso permitirnos realizar actividades que antaño serían imposibles.

No obstante, el uso masivo de la informática también ha evidenciado nuevas conductas no tan deseables que hacen nuestros datos más vulnerables a un mal uso de ellos por agentes indeseables. Todos utilizamos la informática y los productos que nos brindan las nuevas tecnologías, pero no los entendemos del todo, por lo que pueden darse ciertas conductas de estafa a través de estos medios.

Los ciberdelitos son claros ejemplos de ello. Y uno al que estamos tremendamente expuestos y del que prácticamente todos fuimos testigos en alguna ocasión es el delito de estafa informática, siendo el phishing o el robo de identidad el medio comisivo más común.

La conducta de este tipo de delitos informáticos es análoga a la tradicional de estafa, con la diferencia del medio informático para cometerlos. Así, en el delito de estafa se castiga al reo que causa un perjuicio al patrimonio o a la propiedad de otra persona mediante el engaño y con ánimo de lucro. El artículo 248 del Código Penal considera reos de estafa, concretamente y relacionado con el delito informático, a los que “con ánimo de lucro y valiéndose de alguna manipulación informática o artificio semejante, consigan una transferencia no consentida de cualquier activo patrimonial en perjuicio de otro”.

En el phishing, el phisher o estafador se vale de métodos de ingeniería social, haciéndose pasar por una persona o entidad de confianza, utilizando SMS o MMS, redes sociales, sitios web falsos o cualquier otro método informático que sirva de medio, para conseguir información confidencial de forma fraudulenta, como pueden ser contraseñas o números PIN de una cuenta bancaria o de crédito.

El delito informático puede acarrear hasta 6 años de prisión para el delincuente, sin contar con las agravantes que se pudiera apreciar.

También te puede interesar:

Suscríbete a nuestro boletín

Si quieres estar al tanto de las novedades en materia laboral, fiscal, contable y legal.

ES EN RU ZH-CN